Solicita tu DEMO GRATIS

Coaching empresarial: Mejora la productividad y motivación de tus empleados

coaching empresarial

Tabla de contenidos

¿Crees que tus equipos de trabajo no tienen la suficiente motivación? ¿Qué hábitos necesitan cambiar para incrementar la productividad? ¿Cuál es tu papel en este proceso de transformación y crecimiento? Acabas de aterrizar en el lugar adecuado para conocer cuáles son los errores que todos cometen en el coaching empresarial, cómo evitarlos y qué problemas resuelve esta disciplina.

Al fin, tomarás conciencia de todos esos hábitos que tienen un impacto brutal en los resultados de tu negocio. Así como de aquellos que no logras cambiar sin la ayuda profesional de un coaching. De la misma forma que, las empresas contratan a un contable, un consultor o un comercial, han entendido que hacer uso del coaching empresarial como pieza fundamental en su plantilla. ¿Estás preparado para empezar?

Recuerda qué es el coaching empresarial…

Crecer en cada ámbito de la vida. Aquello que todas las personas y empresas tienen como objetivo.

El coaching es la disciplina que ayuda a las personas, empresas y equipos a llegar al objetivo que desean. Desde aumentar la motivación y cambiar de hábitos, hasta conseguir mejores resultados e incrementar la productividad laboral. Es una nueva forma de aprendizaje y gestión del conocimiento que capacita a los equipos para optimizar su trabajo dentro de la empresa. Esta herramienta, también les ayuda a mejorar en ámbitos relacionados con su vida personal, así como sus destrezas en el plano laboral y mucho más.

¿Cómo funciona el coaching en las empresas?

Esta disciplina dispone de herramientas poderosas para que los empleados puedan tener una mayor percepción de su realidad: trabajar objetivos profesionales, aplicar la neurociencia, hacer seguimiento de los logros alcanzados, usar herramientas tecnológicas, aplicar la psicología positiva, etc. De esta manera, se plantean soluciones que hasta ahora no se habían planteado.

  • El punto de partida del coaching empresarial

El coaching parte del momento actual en el que se encuentra el individuo, en lugar de lo que ocurrió en el pasado. El coach lanza preguntas siguiendo una metodología, a las que el cliente responde poniendo luz a su realidad.

Si algo no nos sirve, se cambia. Pero el cambio no siempre es fácil, porque las personas funcionamos, en gran parte, en piloto automático. Pero ahí está el coaching, arrojando luz verde y permitiéndonos tomar conciencia de nuestra realidad, bajar a tierra y cambiar hábitos para mejorar en lo personal y en lo profesional.

  • El papel del coach en el camino del autoanálisis

El encargado de guiar al profesional en su camino de descubrimiento de capacidades. Así como de su implicación en el crecimiento de la empresa es el coach. Guiará, aconsejará y servirá de ejemplo al cliente o aprendiz durante todo el proceso. Aunque, la presencia del coach no es estrictamente necesaria, pues existen plataformas que lo integran todo sin necesidad de pagar por un coach, siempre garantiza cierto rigor en el desempeño de la actividad. Lo ideal es que el equipo cuente con una certificación oficial y sea avalado por una institución de confianza, como la International Coach Federation (ICF).

  • La comunicación y la individualidad del equipo

Recuerda que, “hay un lenguaje más allá de las palabras”. La frase no es nuestra, la pronunció Paulo Coelho, pero se nos quedó bailando en la memoria; porque detrás de ella se esconde un significado muy importante: la manera en que te comunicas con tus compañeros o equipos va mucho más allá de las palabras que dices.

Cuando se trata de fomentar el respeto y conocer la individualidad de los miembros, es cuando hablamos de coaching a empresas. Porque, permite aflorar desde la propia realidad de cada persona lo que puede aportar al equipo. Y la suma de todas las individualidades desemboca en un proyecto común capacitado para superar cualquier obstáculo.

Todos tenemos un cerebro, pero lo hacemos funcionar de manera distinta. Y el coach es consciente de que el equipo está formado por personas con realidades diferentes.

Evita los 6 errores que todos cometen en el coaching a empresas

Cuando decidimos apostar por el coaching como herramienta para incrementar el liderazgo y mejorar los resultados de nuestro negocio, es importante valorar los errores habituales que se cometen en esta disciplina. De ahí, la importancia de contratar un equipo profesional con amplia experiencia en el coaching.

Te contamos cuáles son esos errores por parte del coach:

  1. Actuar como juez. Se deben evitar los juicios. Ya que, no forman parte de la disciplina del coaching.
  2. Actuar igual con todos los clientes. Cada persona es diferente y eso implica la necesidad de personalizar el modo de actuar.
  3. Hacer de psicólogo. Ni el coaching es psicología, ni el coach es un terapeuta.
  4. Manipulación del coach. El rol de coach hace que obtengas información privilegiada del interlocutor, pero hay que evitar caer en la tentación de manipularlo consciente e inconscientemente.
  5. Dificultad para pausar un proceso que no funciona. En ocasiones, el coaching no funciona como debería. En ese caso, es importante saber pararlo a tiempo y reconducir siempre que sea posible.
  6. Mostrar desprecio. Nadie es mejor o peor que otra persona. El papel del coach es acompañar al aprendiz con respeto y decisión.

Recuerda que, la mejor forma de enseñar a los demás es mostrar ejemplos con la propia conducta.

Problemas que resuelve el coaching empresarial

Hay ciertos problemas en el trabajo que un coach líder puede solucionar con éxito. Por ejemplo: la falta de compromiso de los empleados, la evasión de responsabilidades, la falta de enfoque en los resultados, los conflictos internos, la escasa comunicación o la falta de confianza entre los equipos.

Un líder con conocimiento en coaching a empresas es capaz de construir confianza en lugar de pedirla, promover los compromisos entre los empleados, hacer que se cumplan las responsabilidades de la mejor forma posible, fomentar conversaciones efectivas y generar una comunicación basada en el respeto y la escucha activa.

Siente el vértigo de estar en lo más alto. Construye equipos de alto rendimiento con alta inteligencia emocional. En ChVmpionMind, podemos proporcionarte más información.

Mejora la productividad de tus empleados con estas 10 técnicas de coaching empresarial

Si eres un coach empresarial, probablemente tengas una habilidad natural para alentar a quienes te rodean y ayudarlos a alcanzar su máximo potencial. También, es muy probable que sepas un par de cosas sobre la superación personal y el empoderamiento. Esto significa que, no necesitas que te expliquemos el valor de implementar técnicas que te harán mejor en tu trabajo y de las cuales tus clientes, a su vez, se beneficiarán.  Mientras chequeas la lista que te presentamos a continuación, es posible que ya practiques algunas de estas técnicas recomendadas. Sin embargo, te invitamos a explorar cualquier método nuevo que pueda inyectar algo de energía en tu trabajo de coaching empresarial. Después de todo, siempre es el momento adecuado para actualizar las herramientas.

Entonces… ¿Qué son las herramientas y técnicas de coaching?

Las técnicas son prácticas de entrenamiento y las herramientas son actividades que los coach pueden usar para poner en práctica cualquier técnica de coaching empresarial. Por ejemplo, una técnica podría motivar a tus clientes a salir de su zona de confort, mientras que una herramienta podría ser una hoja de trabajo o un ejercicio que los ayude a superar los límites que están desafiando.

10 técnicas de coaching empresarial

Enseña a tus trabajadores a dar y recibir feedback de manera efectiva

El trabajo que hacen los coaches con sus clientes se basa en una relación de confianza. La retroalimentación efectiva debe ser parte de esta relación de coaching empresarial. Un entrenador debe poder citar lo que no funciona, y un cliente debe poder digerir este consejo como constructivo y no crítico. Y el coach debe sentirse cómodo expresando cómo se siente acerca del progreso que está logrando con su entrenador. ‍

Ayuda a tus clientes a desarrollar inteligencia emocional

En coaching empresarial se le llama «dolores de crecimiento» por una razón. Para ayudar a los líderes y sus negocios a madurar, es posible que los entrenadores tengan que tratar algunas verdades duras, de manera enfocada y alentadora, por supuesto. Los trabajadores, a su vez, deben tener la conciencia de sí mismos para poder enfrentar los desafíos sin apegarse demasiado personalmente a los resultados y estar abiertos a la retroalimentación. ‍

Ayuda a tu personal a desarrollar una visión empresarial y tenla en cuenta

Los entrenadores guían a los clientes hacia una visión muy específica que encarna el espíritu del emprendedor. Es fácil que los clientes se distraigan en el camino, porque construir un negocio no es un trabajo fácil, especialmente cuando uno está profundamente interesado en el resultado. Como un tercero externo, los coach pueden recordarles a las personas su visión cuando comienzan a desviarse. Piénsalo de esta manera: cuando un cliente tiene una perspectiva micro, tu puedes proporcionar una perspectiva macro. También, puedes ayudarles a recordar los avances medibles que se han logrado al mantenerse al tanto de las métricas comerciales del coaching empresarial.

Establece una relación

Generar confianza con tus clientes puede llevar tiempo, pero puedes comenzar con fuerza haciendo las preguntas correctas, aprendiendo sobre sus vidas, recordando detalles importantes y fomentando la honestidad. A medida que se genera confianza y respeto mutuo, comprenderemos cómo ayudar y ser ayudado, a través del coaching empresarial.

Escucha activa

Los oyentes activos abren más los oídos que la boca. Ofrece a tus clientes la oportunidad de compartir, mientras escuchas atentamente. Asegúrate de centrar la conversación en la persona y utilizar preguntas abiertas para que hablen es importante. Escuchar es parte escencial de cualquier tipo de coaching. Y, por supuesto, del coaching empresarial. ‍

Usa herramientas como ChVmpion Mind

Estructura tus técnicas haciendo que los trabajadores  completen y logren objetivos y metas.  Es muy importante los ejercicios de imágenes como una visualización de objetivos. Estas actividades ayudan a tus clientes a avanzar hacia los resultados que desean lograr en el coaching empresarial de manera organizada.

Desafía a los líderes y trabajadores con el establecimiento de metas

Empuja a las personas a salir de su zona de confort con metas realistas que vayan más allá de lo que creen que pueden lograr. De eso se trata el coaching empresarial. Motívalos cuando surjan desafíos y recuérdales que son capaces de más de lo que creen que pueden lograr. ‍

Resalta la importancia del esfuerzo, no de los resultados

Todos fallamos alguna vez y eso está bien. El fracaso no es un indicador de lo mucho que nos esforzamos o de lo mucho que deseamos lograr una determinada meta. Lo único que está bajo nuestro control es el esfuerzo y el enfoque que ponemos para tratar de alcanzar esos objetivos. Y siempre habrá importantes momentos de aprendizaje en el camino.‍ El coaching empresarial debe impulsar a alcanzar las metas, pero debes saber reconocer el esfuerzo por encima de los resultados.

Cree en las personas y confía en los procesos

Como entrenador de coaching empresarial, a menudo puedes saber más, pero todos hacemos las cosas de manera un poco diferente. Si animas a tus clientes a confiar en sí mismos y en su propia forma de alcanzar los objetivos, se sentirán más empoderados cuando lo hagan. Y creerán en sí mismos cuando asuman nuevos desafíos en el futuro, estés o no allí para animarlos. ‍

Sé honesto

Habla a las personas con honestidad, mostrándoles todas las piezas del rompecabezas sin importar si parece o no tener forma. En el coaching empresarial, la honestidad es siempre la mejor política. Ser realista con tus clientes te ayuda a formar un vínculo genuino y motivador hacia los objetivos de una manera que resulte segura.

Finalmente…

Si estás desarrollando el coaching empresarial, no podemos sino darte un último consejo: Sé el mejor entrenador de coaching empresarial que puedas ser. Hay muchos tipos de coaching y cada entrenador tiene su estilo propio y sus fortalezas. Pero todos los entrenadores pueden volverse aún más efectivos al implementar nuevas técnicas y herramientas. Al hacerlo, aprenderás con tu propio ejemplo y te guiarás a ti mismo para mejorar tu forma de trabajar. Recuerda que, incluso, si tienes un rol de liderazgo, siempre puedes aprender de tus experiencias y de los clientes a los que estás ayudando.

Posts Relacionados
Comparte este post:
Solicita tu DEMO GRATIS

Recibe un tour guiado por nuestra plataforma y conoce como puede generar el bienestar personal en tus empleados y ayudarles a alcanzar grandes resultados dentro de la organización

Descarga nuestro ebook gratuito:

Evaluación del Desempeño - Guía completa para recursos humanos