Solicita tu DEMO GRATIS

Equipos de alto rendimiento: ¿Cómo crearlos y gestionarlos en una empresa?

Equipos de alto rendimiento

Tabla de contenidos

Cuando se habla de equipos de alto rendimiento nos referimos a un grupo de personas enfocadas en objetivos comunes y con una experiencia especializada, cuyas habilidades complementarias se colaboran, innovan y producen resultados superiores de manera constante. Estos equipos de trabajo buscan incansablemente la excelencia en el desempeño, a través de objetivos compartidos, liderazgo, colaboración, comunicación abierta, expectativas claras de roles y reglas de operación grupales. Además, de la resolución temprana de conflictos y un fuerte sentido de responsabilidad y confianza entre todos sus miembros. ¿Te sientes identificado? ¿Sabías que El 85 % de las empresas dice que la productividad ha aumentado como «resultado de una mayor y mejor gestión de sus equipos de alto rendimiento laboral?

Los equipos de alto rendimiento son un componente esencial dentro de una empresa…

Los equipos de trabajo de este tipo son la columna vertebral de la vida laboral contemporánea. Y es que, por un lado, los equipos ejecutivos dirigen corporaciones, los equipos de proyecto crean nuevos productos y servicios. Los equipos de marketing y ventas entregan productos y servicios a los clientes y, finalmente, los equipos de trabajo de alto rendimiento son esenciales en la forma en que se organiza y realiza el trabajo. Lo cual, se traduce en un rendimiento superior y en una clara e importante ventaja competitiva.

Entonces… ¿Qué es un equipo de alto rendimiento?

Un equipo de alto rendimiento es aquel que busca alcanzar y consolidar resultados sobresalientes

Se trata, entonces, de un grupo de personas que comparten una visión, objetivos, métricas comunes y que colaboran en conjunto. Al mismo tiempo que, se desafían y se responsabilizan mutuamente para lograr resultados sobresalientes. Si bien, la mayoría de las personas generalmente estaría de acuerdo con esta definición, el talón de Aquiles en la práctica es aislar y enfatizar demasiado la última parte, es decir, lograr resultados sobresalientes. Si solo nos enfocamos en los resultados y no en cómo logramos dichos resultados, nuestros esfuerzos podrían funcionar por ahora, pero no serán sostenibles en el tiempo.

Recordemos que…

Un equipo es un grupo de personas que trabajan juntas para lograr algo más allá de sus intereses individuales. Sin embargo, no todos los grupos son equipos. Un equipo es un pequeño número de personas con habilidades complementarias. Estas habilidades están comprometidas con un propósito común, objetivos de desempeño y enfoque por los cuales se consideran mutuamente responsables. Lo que distingue a los equipos de alto rendimiento de otros grupos es que un equipo es más que una colección de personas que simplemente siguen órdenes. Para funcionar con eficacia, un equipo de alto rendimiento también necesita:

  • Un profundo sentido de propósito y compromiso con los miembros del equipo y con la misión.
  • Objetivos de rendimiento relativamente más ambiciosos que los equipos promedio.
  • Responsabilidad mutua y una comprensión clara de las responsabilidades de los miembros hacia el equipo y las obligaciones individuales.
  • Una gama diversa de experiencias que complementen las habilidades de otros miembros del equipo.
  • Interdependencia y confianza entre los miembros.

El uso de equipos de trabajo está muy extendido en todo tipo de organizaciones y en todo el mundo. Y es que, los equipos de alto rendimiento tienen ventaja sobre el trabajo individual, porque cada miembro puede aportar nuevas ideas, talento y puntos de vista. Además, los equipos de trabajo de alto desempeño ejecutan la estrategia de manera predecible, cumplen los objetivos y necesitan poca supervisión de la gerencia porque están empoderados y son responsables de su actividad. Por lo tanto, funcionan y rinden cuentas por su desempeño independientemente. La compensación y los incentivos suelen estar vinculados al logro de objetivos del equipo e individuales, respectivamente. Claro está, con un mayor énfasis en el desempeño colectivo del equipo. Debido a esto, se valora enormemente el desempeño superior del equipo.

¿Cómo construir y gestionar un equipo de alto rendimiento?

No importa cuán brillante sea tu mente o estrategia, si actuas en solitario, siempre perderás ante un equipo. Por ello, siempre hay que considerar el valor de los equipos de alto rendimiento. No obstante, crear un equipo de alto rendimiento es una tarea difícil, especialmente cuando la tecnología está remodelando los entornos de trabajo rápidamente.

Como bien dice José. L. Meléndez CEO de ChVmpion Mind:

ChVmpion Mind ofrece a los líderes la posibilidad de entrar en una estructura, plataforma y aplicación para el desarrollo de alto rendimiento. Ya sea, para crecer como líder, para mejorar la productividad o para optimizar la salud mental y física, o todo junto, de una manera práctica y rentable; implementando una mayor agilidad de desarrollo con coaching empresarial y tecnológico.

Por lo tanto, si eres líder y deseas llevar a tu equipo a nuevas alturas y aumentar la productividad de tus empleados, entonces, es importante seguir ciertos consejos que te ayudarán a comenzar:

Crear un equipo estable

La composición del equipo es la base misma de la construcción de equipos efectivos. Idealmente, los equipos de alto rendimiento deberían mantenerse pequeños, pero no demasiado. Ya que, eso probablemente resulte en decisiones más pobres debido a la falta de diversidad y a una toma de decisiones más lenta. Por otro lado, los equipos grandes, compuestos por más de diez miembros, dan como resultado una eficacia disminuida a medida que se empiezan a formar sub-equipos. Lo que, a su vez, fomenta el comportamiento divisivo. Más allá del tamaño del equipo, los líderes o directores ejecutivos de equipos de TI deben buscar habilidades complementarias y una actitud favorable al equipo en cada uno de sus miembros. Es decir, aspectos esenciales para construir y mantener un equipo de alto rendimiento. Por otra parte, se debe invertir cuidado y tiempo para elegir con certeza un equipo estable y una vez que se conforma el equipo, es importante tener todo el cuidado para mantener su estabilidad.

Crea una dinámica de equipo cohesiva y alineada con el valor

Es vital crear un equipo donde cada miembro comparta un vínculo e interactúe libremente. Esto sucede cuando se alinean con los valores del líder del equipo y trabajan al unísono para lograr un objetivo común. ¿Te has dado cuenta que, cuando los miembros del equipo comienzan a creer que pueden ganar juntos, hacen más y mejor? Valores compartidos, alto nivel de interacción y sentido de confianza entre los miembros, son aspectos que constituyen a un equipo bien cohesionado. Además, el aumento de la productividad, en gran medida, también es un resultado. Si bien, un equipo cohesionado puede ofrecer más y a un ritmo más rápido que otros; es importante destacar que se corre el riesgo de volverse susceptible al pensamiento grupal. Esto, puede conducir al equipo en la dirección de suposiciones incorrectas si no se controla.

Fomenta un entorno de comunicación abierta

Los miembros del equipo a menudo se abstienen de expresar sus opiniones y pensamientos en las reuniones, porque se sienten demasiado vulnerables para hacerlo. Esta falta de seguridad psicológica es contraproducente y los líderes deben tener cuidado de crear un ambiente de trabajo que fomente la asunción de riesgos interpersonales. Esta cultura de equipo motivará a los empleados, fomentará la innovación y ayudará a llevar nuevas ideas a los niveles de implementación. Para aumentar la eficacia de un equipo de alto rendimiento, los líderes también deben comprender y evaluar el estilo de trabajo de los miembros a nivel grupal e individual.

Énfasis en la importancia del aprendizaje

Fomentar una cultura de aprendizaje continuo para abordar los problemas y las brechas de habilidades es fundamental. Y es que, resulta esencial para construir un equipo de alto rendimiento. La tecnología, especialmente las tecnologías emergentes, siempre están cambiando. ChVmpion Mind es un claro ejemplo de ello.

Como plataforma ofrece una estructura a los equipos de trabajo que deseen conocer el camino para aumentar su rentabilidad y mejorar sus resultados. Las empresas siempre enfatizan la importancia de poseer empleados con la capacidad aprender rápido y mejorar sus habilidades regularmente y de manera autodidacta. ChVmpion Mind fomenta justamente el aprendizaje de este tipo. Bajo un programa donde se realiza coaching sin coach y es el mismo empleado quien refuerza sus fortalezas y elimina sus debilidades.

Aunque, se produce una cantidad significativa de aprendizaje entre los miembros del equipo, mejorar la capacidad de un equipo, a través de herramientas como ChVmpion Mind, requiere la colaboración de todo el equipo y el apoyo del mismo. 

Recordemos…

El aprendizaje y la mejora constante se están convirtiendo en una prioridad en las empresas, muchas de las cuales están recurriendo a plataformas en línea para brindar a sus empleados capacitación corporativa en tecnologías emergentes. Estas plataformas en línea, tal es el caso de ChVmpion Mind, brindan la posibilidad de alcanzar las metas y objetivos a nivel individual y grupal.

Establece metas medibles…

Establecer objetivos medibles y efectivos con una intención clara es fundamental para construir un equipo de alto rendimiento. Con un objetivo común establecido para lograr, los miembros del equipo de alto rendimiento se encuentran motivados, energizados y más creativos. Los valores comunes se alinean con tan sólo la acción de ayudarlos a lograr más en menos tiempo. El reto con ChVmpion Mind son sólo 21 semanas.

Posts Relacionados
Comparte este post:
Solicita tu DEMO GRATIS

Recibe un tour guiado por nuestra plataforma y conoce como puede generar el bienestar personal en tus empleados y ayudarles a alcanzar grandes resultados dentro de la organización

Descarga nuestro ebook gratuito:

Evaluación del Desempeño - Guía completa para recursos humanos