Solicita tu DEMO GRATIS

Metodologías ágiles + Coaching = Objetivos balanceados alcanzados

Metodologías Ágiles

Tabla de contenidos

“El agotamiento físico y mental es uno de los causantes del descenso de la productividad”. Las metodologías Ágiles y el coaching empresarial son la fórmula ideal para alcanzar objetivos equilibrados. Y es que, el fin último de toda empresa es conseguir una serie de objetivos marcados. Sobre todo, porque eso significa la buena marcha para el negocio. Eso, justamente, es una empresa, un negocio, es decir, actividades con fines múltiples. En lo económico, ganar dinero para subsistir. En lo social, crear riqueza para la población. Y en lo cívico, prestar servicios a los ciudadanos.

No obstante, para que esto funcione, la empresa necesita obtener productos que respondan a la demanda del mercado. Lo que, a su vez, implica el mantenimiento de un buen nivel  de productividad laboral

¿Qué ocurre cuando la productividad laboral es ineficiente? ¿Qué factores influyen? ¿Cómo podemos resolver este problema? Acompáñanos, que te lo explicamos en las siguientes líneas.

Causas de la productividad laboral ineficiente 

¿Por qué? Es la pregunta que nos impulsa a descubrir y analizar los motivos por los que falla la productividad laboral. Si estás atravesando problemas con la productividad de tu empresa, es el momento de conocer sus causas:

  • Absentismo derivado de causas psicológicas, como la desmotivación, la despersonalización o la baja autoestima.
  • Estrés laboral, una de las causas del malestar en el trabajo, el absentismo y la baja productividad.
  • Directrices poco claras por parte de los altos cargos de la empresa.
  • Falta de comunicación, lo que dificulta la toma de decisiones, la coordinación entre departamentos y el buen funcionamiento de los equipos. 
  • Escasa formación para el desempeño de la actividad
  • Numerosos elementos de distracción que interrumpen la realización de una tarea
  • Falta de reconocimiento de logros
  • Periodos de descanso muy cortos que acaban afectando a la concentración de los empleados.
  • Personal insuficiente para el desempeño de las tareas, lo que en ocasiones nos puede llevar a hacer un doble esfuerzo físico y mental.
  • Ausencia de retos, falta de valoración y reconocimiento del trabajo desempeñado.
  • Espacios no aptos para desempeñar el trabajo, así como falta de herramientas de trabajo necesarias.
  • Elevada frustración por no conseguir los objetivos deseados.
  • Trabajo rutinario y demasiado monótono.
  • Falta de tiempo para desarrollar las tareas asignadas, lo que incrementa el porcentaje de errores
  • Responsabilidades poco acordes con el salario.
  • Metas poco factibles o inalcanzables, así como falta de claridad o desconocimiento de los objetivos.
  • Jornadas de trabajo demasiado largas que desembocan en un elevado nivel de cansancio físico y mental.
  • Ambiente laboral donde el trabajador no tiene el control de la situación.

¿Reconoces alguna de estas causas de la productividad laboral ineficiente en tu empresa? Cualquiera que sea tu respuesta, te animamos a seguir leyendo este artículo para aprender a resolverlas.

Síntomas de la reducción de productividad laboral

Cerca, muy cerca de las causas, se sitúan los síntomas de la baja productividad empresarial. Los hemos resumido de la siguiente manera:

  • Desmotivación. Falta de deseo por realizar el trabajo.
  • Ansiedad. Nerviosismo repentino y falta de control.
  • Absentismo. Ausencias constantes sin justificación.
  • Errores. Todos nos equivocamos, pero cuando los errores y despistes incrementan, puede que algo no esté marchando bien.
  • Escasa concentración. Y como consecuencia, menor desempeño.
  • Fatiga. Sensación de no descansar lo suficiente.

Todos tenemos días buenos y días malos. Días en los que rebosan nuestras ganas de comernos el mundo, y días donde levantarse de la cama es todo un desafío. 

Metodologías Ágiles: La mejor forma de resolver la ineficiencia en la productividad laboral

No te convenzas diciendo que vendrán tiempos mejores. El mejor momento para cambiar las cosas es ahora. ¿Y por qué no empezar por tus hábitos?

La productividad no va bien con determinados hábitos o costumbres que multiplican los errores, incentivan la desmotivación y reducen los retos que enfrentamos. En este contexto, la adopción de metodologías ágiles (forma de trabajar que permite la adaptación a cada proyecto), junto al coaching online (observación, orientación, apoyo y evaluación de personas por medio de una plataforma); se ha convertido en la combinación perfecta para alcanzar los objetivos marcados en la empresa. Y, por tanto, también de eliminar la ineficiencia en la productividad laboral.

Ahora que ya sabes cómo resolver la baja productividad, aprovechamos para dejar a tu alcance una serie de consejos:

  • Mantén el orden en el espacio de trabajo.
  • Automatiza todo lo que puedas. 
  • Enfócate en una sola tarea.
  • Desarrolla tus competencias emocionales a través del cambio de hábitos.
  • Confía en tus capacidades.
  • Cuida la ilusión y el entusiasmo.
  • Dedica tiempo a mantener una comunicación eficaz.
  • Planifica la jornada.
  • Sacude la pereza.
  • Aprende a gestionar el miedo de la mejor forma.

Es bien sabido que, la productividad tiene mucho que ver con nuestra capacidad para organizarnos, pero ¿Qué pasa con las emociones? 

¡Aumenta la productividad laboral desde el cambio de hábitos y la gestión emocional! En ChVmpionMind, podemos ayudarte a conseguirlo.

Posts Relacionados
Comparte este post:
Solicita tu DEMO GRATIS

Recibe un tour guiado por nuestra plataforma y conoce como puede generar el bienestar personal en tus empleados y ayudarles a alcanzar grandes resultados dentro de la organización

Descarga nuestro ebook gratuito:

Evaluación del Desempeño - Guía completa para recursos humanos