Solicita tu DEMO GRATIS

¿Qué fue antes, la cultura o el liderazgo empresarial?

cultura empresarial

Tabla de contenidos

Sin liderazgo, no hay cultura de la organización. Sin cultura, tampoco hay liderazgo empresarial. Entonces, ¿qué fue primero y qué relación existe entre ambos conceptos? ¿Cuál es el papel del líder en la transformación cultural de la empresa? 

Vamos al grano.

 

Relación entre cultura y liderazgo empresarial

Conocer la definición de estos conceptos es un paso obligatorio para comprender su relación. Por un lado, la cultura empresarial es el conjunto de valores, creencias y normas que guían el comportamiento de las personas en una empresa. Por otro lado, el liderazgo empresarial es la capacidad de dirigir y motivar a otros para que trabajen juntos hacia el logro de los objetivos de la compañía. Los líderes deben estar alineados con la cultura y ser capaces de transmitir esos valores a los demás.

Ahora bien, el liderazgo es una parte importante de la cultura de una empresa: los líderes establecen el tono de la cultura, modelan el comportamiento que se espera de los demás, y la cultura se ve influenciada por la forma en que se gestiona y se toman las decisiones.

 

Cómo afecta la cultura al liderazgo 

Cada empresa tiene su propia cultura, tradición y formas de liderar, lo que determina la manera en que se toman decisiones día a día. Y aunque algunas cualidades de todo líder son universales (empatía, escucha activa, comunicación), cada organización tiene su propio estilo para trabajar.

Lo cierto es que la cultura de una empresa puede afectar el liderazgo de varias maneras. Por ejemplo:

  • Si la cultura  fomenta el individualismo, es probable que los líderes de esa empresa sean más individualistas.
  • Si la cultura de una empresa es muy competitiva, es probable que se espere que los líderes sean muy competitivos. 
  • La cultura también puede afectar el estilo de liderazgo que es más efectivo. Por ejemplo, si la cultura es muy conservadora, es probable que se espere que los líderes sean más conservadores.

La cultura empresarial bien dirigida fomenta el desarrollo de la empresa con líderes responsables, conecta la cultura y el liderazgo empresarial con la motivación, y genera mayor satisfacción de los empleados. En definitiva, la relación entre el líder y la cultura impacta directamente en el funcionamiento de la organización.

 

¿Cultura o liderazgo empresarial? La opinión de los expertos

Para responder a esta pregunta es importante tener en cuenta la opinión de algunos expertos en la cultura y el liderazgo empresarial, tales como los recogidos en el estudio sobre El impacto de la cultura organizacional y el liderazgo en las empresas, (Universidad de La Rioja):

  • Cid Nardy (1999). “La cultura nace cuando se funda una organización. Es un proceso que se relaciona con las características del fundador, con los elementos de la cultura de los primeros colaboradores, con los sistemas culturales de origen, con los elementos de los sistemas culturales predominantes del ambiente en la época de la fundación, con el proceso civilizador, su evolución y la relación con el mercado, concurrencia y otros”.
  • Chiavanato (1999). “La cultura equivale al modo de vida de la organización en todos sus aspectos, ideas, creencias, costumbres, reglas, técnicas, etc. Por tanto, la esencia de la cultura viene determinada por el grado de autonomía, libertad y lealtad entre empleados y directivos, así como de la forma de tratar a los empleados y clientes”.
  • Schein (2001). “La cultura es generada por las certezas de los liderazgos, así como aprobada por los miembros de la organización conforme son concretadas. El papel del líder es distinto en cada etapa evolutiva de una empresa. Cuando esta empieza a crecer, busca estabilizar y propagar la cultura que cree ser la base del éxito”.

En cualquier caso, para cambiar la cultura empresarial es necesario conocer qué espera de sus empleados y de sus altos cargos. 

 

Entonces, ¿fue primero la cultura o el liderazgo empresarial?

La cultura es el ADN de la empresa. Y el líder es clave en su transformación cultural. Es quien dirige el propósito y fomenta los valores. Por tanto, podemos afirmar que el papel del liderazgo es clave para determinar la cultura.

A su vez, el líder requiere de una cultura para ejercer con éxito, tomar decisiones acertadas, comunicarse con los empleados, definir estrategias de crecimiento y conseguir mejores resultados para la empresa. La cultura es una especie de guía sobre la que el líder se apoya para establecer los valores y la identidad de la empresa, así como para saber qué esperar de los empleados y cómo actuar en cada momento.

Esto nos lleva a la pregunta del inicio, ¿qué fue primero, el liderazgo empresarial o la cultura? En realidad, la cultura empresarial requiere del liderazgo para consolidarse, pero son dos factores clave que acaban trabajando en paralelo.

Para desarrollar la cultura es necesario el desarrollo organizacional. Y para dicho desarrollo, necesitamos mejorar nuestras capacidades de liderazgo. La cultura es una variable que puede modificarse para mejorar el desempeño, un medio para conseguir el cambio. 

 

El coaching, clave indiscutible en el liderazgo empresarial y la transformación cultural

Cuando hablamos de transformar la cultura de la empresa, nos referimos a transformar la manera de pensar y de actuar de los miembros del equipo, algo que requiere un cambio de hábitos y el desarrollo de sus habilidades. En este contexto, el coaching empresarial se ha convertido en el camino más sólido y duradero para lograr el cambio de hábitos alineados con los objetivos de la empresa:

  • Ayuda a los líderes a mejorar sus habilidades y rendimiento.
  • Mejora la confianza del líder empresarial en sí mismo.
  • Favorece la toma de mejores decisiones de liderazgo empresarial.
  • Aumenta la motivación y mejora la eficiencia.
  • Incrementa la productividad de los empleados.
  • Mejora la gestión del estrés y la calidad de vida del propio líder.

Por un lado, el coaching puede ayudar a los líderes empresariales a mejorar sus habilidades y competencias para que puedan lograr sus objetivos y metas. También puede ayudarles a identificar áreas de oportunidad y a tomar decisiones estratégicas para el éxito de la empresa.

Por otro lado, el coaching puede ayudar a los empleados a mejorar su rendimiento, alcanzar sus objetivos, desarrollar una mayor confianza en sí mismos y en sus habilidades, y a comprender mejor la cultura de la empresa para adaptarse a ella.

Recuerda que toda transformación empresarial viene acompañada de un cambio cultural. Y el líder es el rol ideal para lograr dicha transformación. Al principio, es un compromiso individual de comprender el cambio y el impacto personal, pero después se convierte en una decisión organizacional.

Por tanto, es una pieza clave en la transformación cultural. Quien comunica y transmite los nuevos comportamientos deseados y las creencias.

Partir de un liderazgo empresarial sólido es clave para implementar una cultura que funciona. ¡Solicita más información sobre cómo mejorar tus capacidades de liderazgo y, por tanto, la cultura de la empresa a través del coaching!

Posts Relacionados
Comparte este post:
Solicita tu DEMO GRATIS

Recibe un tour guiado por nuestra plataforma y conoce como puede generar el bienestar personal en tus empleados y ayudarles a alcanzar grandes resultados dentro de la organización

Descarga nuestro ebook gratuito:

Evaluación del Desempeño - Guía completa para recursos humanos