Coaching de equipos: Las etapas de un proceso

Comparte este post:
Coaching de equipos

Tabla de contenidos

Reunirse es un comienzo, permanecer juntos es un progreso y trabajar en equipo es un éxito. Un equipo de éxito no se construye en un día. Un equipo necesita tiempo para crear un alto nivel de confianza y rendimiento. Desde el nacimiento del equipo, durante el cual los individuos se centran en su tarea y tienden a trabajar en silos, hasta la consolidación que combina rendimiento y calidad de las interacciones. Para ello, se deben respetar muchas etapas y procesos. No obstante, El coaching de equipos ofrece la solución.

El coaching de equipos ofrece la solución:

El coaching de equipos permite al líder y a todos los miembros del equipo tomar conciencia de los factores claves necesarios para el éxito y lograr ponerlos conscientemente en la práctica. ¿En qué situaciones es útil el coaching de equipos? ¿Cómo funciona el coaching de equipos? ¿Cuál es la postura del entrenador del equipo? ¿Cómo compromete el coaching de equipo la responsabilidad de cada individuo?… Tantas preguntas y, por tanto, respuestas, nos permiten levantar el velo sobre este tipo de coaching con un enfoque al servicio del sistema y del colectivo.

¿En qué situaciones es útil el coaching de equipos?

Hoy en día, muchos líderes piden un coaching individual, pero en muchos casos, se trata de trabajar con el líder y con su equipo. El coaching de equipos es un apoyo a largo plazo para el líder y todos los miembros del equipo, con el objetivo de optimizar la cooperación. El poder del equipo es mayor que el poder de cada miembro individual, y el papel del coach de equipo es facilitar este sentido de solidaridad y alineación. Para migrar hasta la fase de equipo de alto rendimiento, los miembros y su líder, a través del coaching de equipo, tratan de mejorar la calidad de sus interacciones entre sí y con el resto de la organización.

De esta manera…

El coaching de equipos permite a sus miembros alinearse con principios operativos comunes, regular posibles dificultades, reforzar el sentimiento de pertenencia y orgullo colectivo. Y, por último, proyectarse hacia el futuro con un plan de acción. Los objetivos del coaching de equipos varían en función de las necesidades, algunos ejemplos claros son:

  • Alinearse en torno a una visión, una misión y una razón de ser.
  • Redefinir las funciones y responsabilidades de cada persona.
  • Lanzar un gran proyecto de transformación e implicar a todo el equipo en estos cambios.
  • El coaching de equipos ayuda a establecer los procesos y métodos operativos del equipo.
  • Optimizar los métodos de comunicación y toma de decisiones.

Además…

  • El coaching de equipos ayuda a aumentar el compromiso y la motivación.
  • Resolver conflictos.
  • Acoger a un nuevo dirigente o a nuevos miembros.
  • Celebrar los éxitos.

¿Cómo funciona el coaching de equipos?

El coaching de equipos es un proceso a largo plazo, con una media de 4 a 6 meses de apoyo en función de los objetivos definidos.

Como bien dice José. L. Meléndez CEO de ChVmpion Mind:

Muy poca gente tiene una gran fuerza de voluntad para mantener hábitos saludables o que le lleven hacia grandes logros, pero muchísima gente tiene el talento suficiente para dar pasos de gigante, si tan solo ellos se apoyasen en metodologías como ChVmpion Mind»
Entonces, el apoyo en una estructura resulta un factor fundamental a la hora de llevar a cabo un coaching exitoso. ChVmpion Mind, es una plataforma que te permite obtener beneficios de un coaching tradicional, donde se conjuga el Agile coaching, la tecnología y la ciencia en un sólo lugar y sin la necesidad de la figura del coach y que te propone un plan de 21 semanas donde podrás alcanzar objetivos personal, cambiando hábitos de vida; e igualmente lograr metas profesionales; a través del incremento de la productividad y el rendimiento laboral.

Las etapas del proceso del coaching de equipos:

A continuación, te presentamos las etapas de un proceso que debe ser respetado; con el fin de lograr el éxito del trabajo en equipo. Estadísticas demuestran que además de un incremento salarial como medio de motivación para los rabajadores; éstos, además, requieren conciliación, estabilidad laboral, lograr una carrera profesional dentro de la empresa, que exista un buen clima laboral y una cultura de apoyo y trabajo en equipo.

Primera etapa: Diagnóstico del funcionamiento del equipo.

La primera etapa del coaching de equipos consiste en un inventario del funcionamiento del equipo. Esto suele implicar entrevistar al líder y a cada miembro del equipo, y enviar cuestionarios a un mayor número de personas de la organización. El feedback recibido sobre el funcionamiento del equipo (nivel de confianza, nivel de cooperación, modos de comunicación, toma de decisiones, etc.) se sintetiza y pone de manifiesto las prioridades de actuación del equipo.

Segunda etapa: Definir un contrato claro y proponer el apoyo adecuado

El análisis de las carencias, el desfase entre la situación en la que se encuentra el equipo y los objetivos perseguidos, se presentan en primer lugar al líder para obtener su acuerdo sobre el diagnóstico. El coach del equipo propone el mejor enfoque de coaching de equipos en función del diagnóstico del equipo. Este diagnóstico y el enfoque de coaching también se comparten con el equipo para implicar a todos en el cambio y preparar el coaching colectivo. Al igual que en el coaching individual, el coach establece un contrato de objetivos con el líder y el equipo sobre los resultados esperados. El entrenador tiene cuidado de establecer los contornos de su papel con el líder. Comprueba lo que el líder espera de él y se posiciona en función de los objetivos: retador, espejo del comportamiento del equipo, proveedor de feedbacks y retroalimentaciones, facilitador de la reunión, etc.

Tercera etapa: Apoyar al equipo a lo largo del tiempo.

El coaching de equipos alterna secuencias complementarias:

  • Seminarios de equipo (a menudo denominados «seminarios verdes»), diseñados para trabajar en la optimización de la cooperación del coaching de equipos y la alineación en torno a planes de acción.
  • Sesiones de coaching de equipos in situ durante las cuales el coach observa las interacciones entre los miembros del equipo y proporciona feedback para apoyar el progreso del equipo, validando los avances del equipo hacia los objetivos definidos.
  • Tiempo de reflexión con el líder y algunos miembros del equipo.
  • Tiempo de entrenamiento individual si es necesario.

Cuarta etapa: Balance del coaching de equipos y definición de las perspectivas

  • El coaching de equipos merece finalizar con un verdadero trabajo de visualización por parte del equipo del camino recorrido, de sus áreas de progreso actuales, del retorno de la inversión del trabajo realizado.
  • La evaluación al final del proceso del coaching de equipos debe ser formalizada por el manager y el coach antes de ser compartida con el equipo. También puede organizarse un feedback del jefe a cada persona sobre su contribución y sobre sus perspectivas de desarrollo profesional para el año siguiente.
  • El balance del coaching de equipos se gestiona más como una cuenta de resultados dinámica y una previsión de desarrollo para el tiempo venidero.

Recuerda…

El éxito del coaching de equipos requiere una verdadera voluntad de cambio por parte del líder del equipo. Esto permitirá que el equipo crezca y se desarrolle. El líder tendrá que aceptar estar en paridad con todo el equipo, recibir feedback y escuchar los sentimientos y propuestas de su equipo. En cuanto a los miembros del equipo, también tendrán que aceptar crecer en autonomía, demostrar su compromiso, comunicar con transparencia, aceptar una verdadera corresponsabilidad y, sobre todo, el desafío mutuo y la humildad.

¿Te ha gustado este post? Compártelo :
Posts Relacionados

Precio de venta 9,99€. Obtenlo gratis completando nuestro cuestionario en 1 minuto