Coaching Integral: Una fusión dinámica de múltiples aspectos donde se incluye lo ontológico

Comparte este post:
Coaching ontológico

Tabla de contenidos

Basado en la comprensión del lenguaje y la comunicación, el coaching integral ayuda a gestionar mejor todo lo relacionado con el ser humano, desde todos los puntos de vista. Abarcando lo laboral, personal y profesional.  En las siguientes líneas te contamos más acerca de este interesante tipo de coach que cada día es más usado y cuya popularidad va en crecimiento…

«Integral» significa inclusivo de todo, entero, completo, todo. Así pues, en su raíz más profunda, el coaching integral se refiere a una forma de coaching que es entera, completa e integrada. Además, incluye marcos de trabajo y principios de desarrollo basados en la Teoría Integral mundialmente reconocida.

ChVmpion Mind: Un enfoque del Coaching Integral

Lo integral influye directamente en el propósito general para del coaching profesional de ChVmpion Mind. Puesto que, incluye  enfoques sistémicos y el fenómeno único de la díada asociado a la relación entre un coach y una persona. Además, involucra la comprensión subjetiva y los resultados objetivos medibles. Y lo más elemental e importante de todo, funciona. A continuación, algunos aspectos esenciales a conocer del coaching integral.

¿Qué es el coaching integral?

El coaching integral es una metodología continua y evolutiva, que pretende ser la respuesta más completa a la vida. El enfoque atiende a la individualidad de la persona, así como al contexto social en el que siempre está inmersa. El coach está ahí para ayudar a la persona a descubrir sus propias posibilidades y encontrar soluciones ampliando la lente a través de la cual ve su propia situación.

Así pues, el coaching integral puede describirse como una forma sistemática e integrada de acceder a una situación problemática y, a continuación, diseñar un programa único que de soluciones de acuerdo y para la singularidad de cada persona. El coaching integral ve posibilidades en la vida de una persona y le ofrece nuevas perspectivas y prácticas para que pueda encarnar ese cambio y esa posibilidad de forma holística.

Finalmente, el coaching integral es una forma de ser «visto» como un verdadero yo, de desbloquear lo que hay en el núcleo del cliente para que pueda sentirse más libre, para que tenga más opciones y para que sus experiencias puedan seguir expandiéndose en el mundo que le rodea. El coaching integral ofrece una nueva forma de estar en el mundo.

Metodología del coaching integral con ChVmpion Mind:

El modelo de coaching integral tiene que ver con el desarrollo humano. Se basa en cambiar la estructura de interpretación de las personas mediante autoobservaciones y prácticas, a través de las áreas del lenguaje, el cuerpo y la emoción (Inteligencia Emocional). En lugar de preguntar «¿Qué quieres?», la pregunta que se hace es «¿Por qué quieres lo que quieres?». La respuesta apunta a lo que tiene significado para una persona y cómo puede entonces transformarse con propósito.

Un cambio general

El coaching integral se ha diseñado para que las personas sean más conscientes del enfoque actual de las situaciones y desarrollen así nuevas formas de hacer las cosas para conseguir lo que les importa. Guía a través del cambio y ayuda a desarrollar las habilidades necesarias para integrar eficazmente el cambio en su vida profesional y personal. Todos tenemos sistemas de creencias, hábitos y puntos ciegos limitados. Tampoco sabemos siempre lo que nos conviene o lo que nos funcionará. En lugar de hacer más de lo mismo que siempre hemos hecho, necesitamos cambiar nuestro enfoque hacia lo que tiene significado para nosotros. El método de coaching integral, por tanto, cambia la relación del cliente consigo mismo y con el mundo.

¿Por qué trabajar con un coach integral?

Los coaches especializados en el coaching integral buscan la excelencia sostenida a largo plazo en lugar de centrarse en objetivos a corto plazo. El coach está ahí para ayudar  a ampliar los puntos de vista actuales sobre un tema concreto y a desarrollar las habilidades necesarias para vivir con puntos de vista más amplios sobre ese tema tanto en su vida personal como profesional. El reto consiste en que el cliente amplíe su conciencia más allá de la forma miope en que normalmente ha enfocado algo, porque es «lo que sabe» o porque es la forma habitual de hacer las cosas. En su lugar, debe intentar ver las situaciones con «ojos nuevos» y desde múltiples perspectivas. Esto les permitirá desarrollar un cambio de mentalidad duradero e incorporar una forma de pensar y de ser completamente nueva.

Trabajar con un coach especializado en coaching integral aportará, por tanto, más confianza y credibilidad personal, flexibilidad de comportamiento, mejores relaciones y un mayor rendimiento y compromiso en el trabajo y en la vida en general.

Coaching integral: Una conversación que transforma y genera nuevas perspectivas

El coaching integral es una invitación al descubrimiento, a darnos cuenta de que estamos ciegos en algunas áreas en las que no sabemos que no conocemos. Nos permite ver el futuro como algo que podemos diseñar. Nos ayuda a distinguir que nuestros pensamientos son sólo nuestra forma particular de ver el mundo y no una verdad absoluta. También nos permite ver nuestros límites morales como decisiones personales. Teniendo esto en cuenta, un coach integral asiste a una persona en una conversación en la que escuchará y formulará preguntas destinadas a transformar la visión de la persona para que pueda convertirse en un observador diferente de la vida y lograr así lo que antes no era posible.

Coaching integral vs. Coaching ontológico

Ciertamente, el coaching integral incluye aspecto de múltiples dinámicas y es que, en sí, busca complementar todos los aspectos de una persona para transformarla y capacitarla para la vida. Proporcionar una nueva forma de pensar que surja de sí mismo es el propósito del coaching integral. Por ello, adopta dinámicas procedentes y propias del coaching ontológico…

Como bien dice José L. Meléndez:

Si alguien quiere practicar la meditación a diario, no debería pensar en hacerlo, sino sentarse a ejecutarlo, y luego pensar en lo que hizo, qué le fue bien, y que necesitaría para poder seguir practicando.

El coaching ontológico, entonces, es una herramienta de rendimiento y un medio de desarrollo más que un medio para resolver un problema, de igual forma que el coaching integral, el ontológico busca reforzar la conducta del cliente para encaminarlo a lograr sus propósitos. El coaching integral, reforzando sus metodologías con aspectos claves del coaching ontológico permite a las personas descubrirse y percibirse a sí mismas de forma diferente. Sin ser directivo, el coach conduce a la otra persona hacia la autonomía. El coaching ontológico como disciplina es en realidad una conversación entre 2 o más personas, una herramienta que nos permite convertirnos en lo que queremos ser, desarrollar nuestros talentos y mejorar nuestras relaciones con los demás.

¿Pudiera el coaching integral marcar la diferencia en el mundo empresarial?

Un coach especializado en el coaching integral está ahí para ayudar a los clientes a alcanzar su pleno potencial y navegar a través de las complejidades de la vida corporativa. El coaching se adapta a las necesidades de cada persona y a los retos del momento, entonces, transforma a los clientes en lo que quieren ser y en cómo quieren comportarse siendo líderes. Y lo que es más importante, el uso de métodos integrales puede ayudar al cliente a encontrar un equilibrio entre su vida profesional y personal. Al fin y al cabo, el éxito en ambas puede estar intrínsecamente ligado.

¿Qué tiene de especial este tipo de coaching?

Se interesa por el desarrollo total de la persona. El coaching integral tiene como objetivo diseñar y mantener una meta que esté directamente ligada a una necesidad intensa, proporciona un método que contribuye a un conocimiento real que la persona adquiere sobre sí misma, así como a personificar de forma precisa obligaciones significativas y fundamentales en la vida cotidiana.

Entonces ¿Si notas algo nuevo, significa que tu vida va a cambiar como por arte de magia? La respuesta es no. Para que un cambio se produzca y sea real, es esencial personificar y hacer lo que es razonable para uno mismo. Esta es una fase crucial que distingue el coaching integral.

Otros detalles interesantes…

El coaching integral es un término que se ha hecho muy conocido, a través de las redes sociales. Y es que, es apreciado desde hace tiempo en el mundo del coaching, es decir, entre la gran variedad de coaching. También, ¿Sabías que se considera un resultado inevitable de la libre práctica del coaching?

 

¿Te ha gustado este post? Compártelo :
Posts Relacionados

¿Quieres aumentar la motivación y la productividad de tu equipo de trabajo?

Suscribete en nuestra Newsletter y recibe contenido premium en tu correo todas las semanas