Solicita tu DEMO GRATIS

Cómo el clima laboral influye en la productividad

Tabla de contenidos

Las empresas orientan cada vez más su mirada al verdadero valor de su negocio: los empleados. Cuando estos cambian sus hábitos y mejoran el desarrollo de sus habilidades y competencias emocionales, como el liderazgo, el trabajo en equipo o la empatía, se crea un ambiente de trabajo más favorable. Esto repercute en las relaciones y en el clima laboral, pero ¿cómo influye en la productividad?

¡Acompáñanos, que te lo contamos en ChvmionMind!

El contexto del clima laboral 

¿Sabías que el clima laboral marca el éxito en las empresas?

Resulta que muchas organizaciones se enfocan en mejorar el rendimiento, aumentar la productividad y obtener mayores beneficios económicos, lo que viene acompañado de una elevada inversión en nuevas tecnologías y herramientas. Sin embargo, olvidan que el éxito no es un golpe de suerte, ni depende únicamente de la tecnología o de la inteligencia académica. Al fin y al cabo, son las personas las que toman las decisiones dentro de la empresa, quienes marcan la pauta del éxito. ¿Por qué no invertir en ellas?

Esta toma de conciencia ha llevado a las organizaciones a prestar más atención a las cualidades de los empleados, así como a la manera en que interactúan con otras personas, porque ello conlleva la mejora del trabajo en equipo y la comunicación. 

Y en definitiva, también conlleva la mejora del clima laboral, con la consecuente satisfacción de los empleados en la empresa.

Los efectos del clima laboral en la empresa

A poco que ocupes un cargo en una empresa, sabrás que el clima laboral tiene una repercusión directa en el bienestar de los trabajadores. Hemos recopilado cómo el clima laboral influye en la productividad:

  • Cuando el clima laboral en el que trabajan los empleados no es el adecuado, hay una influencia negativa tanto en los empleados como en la empresa.
  • Un mal entorno genera malestar, lo que hace que no desarrollemos nuestra labor correctamente.
  • Del cuidado del clima laboral depende, en su mayoría, el éxito organizacional.

En general, los efectos de un clima favorable en las empresas son:

  • Reducción de las bajas médicas. El incremento de la satisfacción, la motivación y la consecución de metas reduce las bajas laborales.
  • Incremento de la empatía. Es saber reconocer al otro, con sus emociones e ideas, así como la manera en que se sienten. Esto mejora la relación con los equipos, la comunicación y el rendimiento laboral.
  • Mayor cooperación. Al mejorar la comunicación y el trabajo en equipo, los empleados también aumentan la cooperación entre compañeros y departamentos.
  • Trabajo en equipo. Es la capacidad de resolver disputas para mejorar el rendimiento en equipo, así como fomentar la creatividad y garantizar la convivencia armónica.
  • Mayor motivación. Implica mantener la esperanza y el espíritu para alcanzar las metas marcadas, no tirar la toalla y confiar en nuestras posibilidades.
  • Mejora la resiliencia. Protegemos la integridad bajo presión y se desencadena un comportamiento positivo pese a los problemas que puedan presentarse.

A estos efectos, también debemos sumar el incremento del compromiso de los empleados, los mejores resultados, la efectividad y la calidad de los servicios ofrecidos por la empresa.

El conjunto de todos estos efectos desemboca en un aumento de la productividad. De hecho, un estudio de la consultora Hay Group demostró que “los directivos que se preocupan por el desarrollo de la inteligencia emocional en el trabajo pueden aumentar la productividad hasta un 127%”.

El clima laboral en el compromiso de los empleados

Como hemos mencionado anteriormente, el incremento del compromiso de los trabajadores es otro de los grandes beneficios del clima favorable en las empresas. 

Como señala Lehman, “el compromiso es lo que transforma una promesa en realidad, es la palabra que habla con valentía de nuestras intenciones, es la acción que habla más alto que las palabras, es hacerse al tiempo cuando no lo hay, es cumplir con lo prometido cuando las circunstancias se ponen adversas, es el material con el que se forja el carácter para poder cambiar las cosas, es el triunfo diario de la integridad sobre el escepticismo. Comprometerse y mantener los compromisos, son la esencia de la productividad”. 

Lo realmente importante es que el clima laboral puede aumentar este engagement en los empleados, así que hemos recopilado algunas reflexiones importantes acerca de esta competencia:

  • No hay que confundir el compromiso con la adicción al trabajo.
  • Los trabajadores comprometidos con el trabajo se sienten positivos, motivados y plenos.
  • El compromiso conlleva confianza en el esfuerzo, los recursos y el espíritu de sacrificio.
  • Los empleados se muestran autónomos y responsables en la resolución de conflictos y en la toma de decisiones.
  • Los trabajadores también ejecutan con eficacia todas las tareas que se les requieren.
  • Aumenta la optimización del rendimiento laboral y facilitan el contagio del bienestar al resto del equipo.
  • Incrementa la capacidad de ampliar su engagement individual para hacerlo colectivo.

¿Sabrías identificar a las personas de tu entorno laboral con mayor implicación en su puesto de trabajo? Sin duda, ese sería el mejor ejemplo para explicar las características del compromiso en la empresa. Eficacia, energía e implicación influyen directamente en este estado emocional. 

Es importante recordar que los departamentos de Recursos Humanos deben transmitir a los nuevos candidatos estos valores como parte de la filosofía de la empresa.

Conclusiones sobre el clima laboral y la productividad

Las empresas que apuestan por el desarrollo de las habilidades emocionales de sus trabajadores mejoran el clima laboral. Y este, influye directa y positivamente en el incremento de la productividad. Un empleado con alto nivel de autocontrol, confía en sus conocimientos; un alto nivel de automotivación, genera la predisposición de encarar el trabajo del día a día; un nivel alto de liderazgo, mantiene el control, domina la situación y gestiona las emociones desde la calma; un elevado nivel de empatía, plantea cómo sus comentarios y acciones pueden afectar al resto del personal; etc.

“El que vive en armonía consigo mismo, vive en armonía con el universo” – Marco Aurelio 

Posts Relacionados
Comparte este post:
Solicita tu DEMO GRATIS

Recibe un tour guiado por nuestra plataforma y conoce como puede generar el bienestar personal en tus empleados y ayudarles a alcanzar grandes resultados dentro de la organización

Descarga nuestro ebook gratuito:

Evaluación del Desempeño - Guía completa para recursos humanos