Concentración mental: Un reto para el trabajo en remoto

Comparte este post:
concentración mental en el trabajo

Tabla de contenidos

Todo aquel que ejerce sus actividades laborales en remoto puede decir de primera mano lo cómodo que puede resultar. De igual manera, podrían dar fe de lo difícil que, en algunos casos, puede tornarse.  Y es que, se trata de entornos con demasiada información, muchas distracciones y múltiples aplicaciones, por no hablar de las interrupciones que se presentan a la orden del día. Aunque, desde luego, todos podemos realizar varias tareas a la vez, los estudios demuestran que las personas pierden mucho tiempo, concentración mental y creatividad cuando cambian de tarea.

Entonces, ¿Trabajar en remoto puede ser una tarea difícil? La respuesta es si; dado que, por lo general, las personas que lo hacen se desenvuelven en diferentes actividades al mismo tiempo. De hecho, cifras establecen que la concentración mental en el trabajo puede afectar tanto el trabajo presencial como el remoto. Al punto que, estadísticas reflejan que el 90% de los accidentes laborales, tanto en casa como en entornos empresariales, se dan por falta de concentración.

Concentración mental: ¿Una misión imposible en el trabajo en remoto?

Trabajar desde casa exige mucha atención por parte de los empleados, lo que puede dificultar la realización de tareas que requieran de una alta concentración mental. La tecnología, pensada para ayudar, en realidad puede dificultar la concentración. Y es que, los empleados se enfrentan a una sobrecarga diaria de notificaciones, alertas, invitaciones a reuniones, correos electrónicos, mensajes de texto y más, todo ello destinado a impulsar la colaboración en equipo.

Los empleados y las organizaciones deben empezar por definir sus prioridades. Las organizaciones, por su lado, deben tener claro qué es más importante: el rendimiento o la atención. Si valoramos el rendimiento, debemos animar a los empleados a que reserven tiempo en sus agendas para concentrarse en el trabajo, a que organicen reuniones fuera de sus horas de trabajo más productivas y a que estén dispuestos a rechazar las solicitudes de reunión cuando se sientan abrumados. Si una organización valora la atención, por otro lado, entonces, los empleados deberían priorizar las respuestas constantes y la actividad con los clientes u otras apps de colaboración. La concentración mental, por lo tanto, si es posible en el trabajo en remoto, pero debe buscarse un equilibrio para mejorar el nivel de ésta.

Los costes de la distracción…

La distracción digital afecta el rendimiento y la concentración mental, lo que repercute en los resultados de la organización. Dependiendo de la naturaleza y la omnipresencia de la distracción digital, también puede afectar al compromiso y la retención de los empleados. La distracciones puede paralizar el flujo de trabajo. Recordemos que, se necesitan unos 20 minutos para entrar en un estado de flujo constante, así, al interrumpirnos durante más de dos minutos, necesitaríamos, entonces, otros 20 minutos para volver al estado de concentración anterior. Que tu jefe te interrumpa durante tres minutos, por ejemplo, te cuesta unos 23 minutos para llegar a un flujo de concentración constante de nuevo.

La proliferación de aplicaciones y plataformas destinadas a impulsar la colaboración puede llevar a los empleados a perder tiempo simplemente buscando maneras de ser más eficientes en el trabajo. Por ejemplo, los trabajadores de primera línea pierden una media de tres horas cada semana buscando la información que necesitan para hacer su trabajo. Cada vez que un empleado tiene que detenerse, descarrila su línea de pensamiento e interrumpe su flujo de trabajo, creando, además, un entorno laboral más estresante y afectando su concentración mental.

Consejos para lograr un equilibrio entre concentración mental y colaboración:

¿Cómo pueden las organizaciones ayudar a los empleados que trabajan en remoto a mantenerse con una concentración mental óptima y a colaborar con los miembros de su equipo, a través de las aplicaciones digitales? He aquí algunas sugerencias:

1.Es necesario auditar las aplicaciones:

Realizar un análisis de las plataformas, aplicaciones y sistemas que tu organización utiliza actualmente es de suma importancia a la hora de mantener un equilibrio en cuanto a la concentración mental y productividad se refiere. Saber si hay solapamientos o funciones innecesarias es fundamental para así evitar los riesgos de distracción y, en consecuencia, mejorar los rendimientos.

2.Evitar el uso de múltiples aplicaciones:

Conocer la diferencia entre apoyo y micro-gestión es el primer paso. Y es que, abrumar a un equipo con aplicaciones y herramientas no es una buena forma de apoyarlo y disminuye en gran medida la concentración mental; de hecho, se estaría consiguiendo el efecto contrario. Tener un debate abierto sobre el número de herramientas que se tienen instaladas es fundamental. Es importante, entonces, preguntar a tu equipo cuáles son las más útiles y eliminar las que no aporten ningún valor real.

3.Apaga las aplicaciones durante los tiempos designados:

Los bloques de trabajo son una de las estrategias más eficaces para encontrar el equilibrio adecuado entre la concentración mental de los empleados y la colaboración. Al igual que el liderazgo que comunica la necesidad de ser respetuoso con el tiempo de «no molestar«. Al bloquear tu calendario, estás creando tiempo para el trabajo ininterrumpido y proporcionando tiempos disponibles para que se puedan programar reuniones útiles.

4.Consolidar aplicaciones y herramientas de la mano de ChVmpion Mind:

De ser posible, es importante buscar una aplicación que dé a todos acceso a la misma información. Fundamental, entonces, es eliminar los silos para que los empleados puedan llegar y conectarse con cualquier otra persona de la empresa, creando un canal de colaboración donde se integren todos en pro del bienestar personal y profesional. ChVmpion Mind es una plataforma cuyo aplicativo es mejorar el estilo de vida de las personas y, de esta manera, fomentar mejores profesionales. Los cuales, sean capaces de autogestionar su vida, su tiempo y, sobre todo, el cambio que permita el crecimiento en todos los aspectos, incluyendo, la productividad laboral. Se trata de una herramienta que cada día más líderes y dueños de empresas utilizan como estrategia para que los empleados logren afianzar sus cualidades y dones; al mismo tiempo que trabajan sus debilidades para mejorarlas.

ChVmpion Mind, mantiene a todos conectados e incrementa la concentración mental; evitando el desplazamiento entre aplicaciones innecesarias y mejorando los tiempos y la productividad de todo aquel que decida asumir el reto que implica hacer un cambio positivo en su vida.

“Cuando alguien quiere perder peso no debería fijarse en cuantos gramos pierde a la semana, sino en cuantos hábitos ha modificado que le ayude a sentirse mejor”

José, L. Menéndez CEO de ChVmpion Mind

5.Aprovechar la comunicación asíncrona:

El envío de comunicaciones asíncronas, como el correo electrónico o los mensajes de texto, permite a los destinatarios acceder a ellas cuando lo deseen. Las reuniones grabadas y el vídeo a la carta son opciones eficaces cuando la comunicación en tiempo real no es necesaria o posible y la correspondencia escrita no basta para comunicar mensajes con claridad y eficacia. Aunque, los empleados pueden seguir necesitando soluciones en tiempo real para la comunicación remota, las soluciones asíncronas permiten a éstos planificar su jornada laboral y centrarse más profundamente en el trabajo. De esta manera, la concentración mental de los empleados mejorará enormemente.

6.Cerrar la brecha de confianza:

Si un directivo envía un mensaje a un empleado y no recibe respuesta, puede suponerse que se está dejando de hacer el trabajo o de seguro pierde el tiempo en otras cosas. Considera, por lo tanto,  la posibilidad de utilizar una plataforma de colaboración en la que un empleado pueda avisar a los miembros de su equipo y a su jefe que se ausentará o que se tomara un descanso.  A veces, la ausencia de una respuesta inmediata no significa que el empleado no esté activo en el trabajo; sino que su concentración mental está trabajando a tope.

Finalmente…

El trabajo remoto implica realizar tareas y actividades laborales desde un lugar diferente al entorno de oficina tradicional. Éstos nuevos espacios pueden ser el hogar o un espacio de coworking especifico. La concentración mental desempeña un papel crucial en el rendimiento y la productividad durante cualquier tipo de trabajo, especialmente el remoto.

La neurociencia ha estudiado la relación del trabajo en remoto con la concentración mental y éstos son algunos de los puntos que deben tomarse en cuenta:

  • Distracciones y entorno: El entorno  durante el trabajo en remoto puede afectar la capacidad de concentración. Algunos estudios sugieren que trabajar en un entorno silencioso y libre de distracciones puede mejorar la concentración y el rendimiento cognitivo.
  • Rutinas y horarios regulares: Establecer rutinas y horarios regulares puede ser beneficioso para la concentración. El cerebro tiende a funcionar mejor cuando está acostumbrado a un horario constante y sabe cuándo esperar ciertas tareas o actividades.
  • Gestión del tiempo y descansos: La neurociencia también respalda la idea sobre tomar descansos periódicos durante el trabajo como un aspecto beneficioso para la concentración. El cerebro necesita períodos de descanso para recuperarse y evitar el agotamiento mental.

Además…

  • Autocontrol y autorregulación: La capacidad de controlar y regular tus propios pensamientos, emociones y acciones es esencial para mantener la concentración durante el trabajo remoto. La práctica de técnicas de autorregulación, como la meditación o la atención plena, puede ayudar a mejorar la concentración y reducir el estrés.
  • Comunicación y colaboración: Aunque, el trabajo remoto a menudo implica una mayor independencia, la interacción y colaboración con compañeros sigue siendo importante para mantener la motivación y la concentración. La neurociencia ha demostrado que la interacción social puede tener efectos positivos en la cognición y el rendimiento mental.

No olvidemos que,  la experiencia del trabajo remoto puede variar según cada individuo y las circunstancias específicas donde se desenvuelve.

¿Te ha gustado este post? Compártelo :
Posts Relacionados