Atención Consciente: Una práctica clave en la gestión de emociones y la salud mental

Comparte este post:
atención consciente

Tabla de contenidos

¿Has escuchado hablar de la atención consciente? Pues bien, partamos de lo siguiente; lo más probable es que estés sometido a mucho estrés o como mínimo conozcas a alguien que lo esté. Y, sin duda, ni tú, ni esa persona son los únicos que atraviesan por esta situación. Según un artículo publicado en la Gaceta de Harvard, el 80% de las personas viven con estrés diario y tienen dificultades para calmar su mente. Todos que experimentan problemas de salud mental a menudo luchan por evitar que su mente divague. A menudo, tener emociones fuertes puede hacer que la atención se centre en pensamientos negativos. Cuando esto se combina con los factores estresantes diarios, todo esto puede parecer, en el mejor de los casos, difícil de controlar.

La atención consciente es posible conChVmpion Mind…

ChVmpion Mind como sistema de coaching empresarial sin coach; implica abrir la conciencia y estar presente. Su plan de 21 semanas de trabajo continúo es una forma estupenda de promover la salud física y mental. Y es que, practicar la atención consciente con regularidad, día a día con ChVmpion Mind, puede ser útil en momentos de incertidumbre, ya que alivia el estrés y crea una sensación de calma. Con la práctica, las personas que optan por adoptar en sus vidas la atención consciente pueden estar alertas de sus experiencias, etiquetar sus emociones, tomar decisiones más saludables y no estancarse en patrones de pensamiento negativos. Al igual que ocurre con los músculos, nuestro cerebro necesita entrenarse para ser más consciente y en ChVmipion Mind estamos aquí para ayudarle.

¿En qué consiste esta práctica?

La atención consciente consiste en prestar intencionadamente toda tu atención al momento presente sin juzgarlo. En pocas palabras, significa que te dedicas a la tarea que tienes entre manos con toda tu atención. Por ejemplo, si vas a comer, come, y no divagues en otras cosas. Nada de correos electrónicos, ni televisión, ni tiempo frente a la pantalla: sólo comer. Este estado activo de atención consciente te permite observar tus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos y también prestar toda tu atención a lo que estás haciendo en ese momento. En este ejemplo, alimentar tu cuerpo.

Cuando vas más despacio y te das cuenta de lo que ocurre «en el momento», puedes observar con calma lo que sucede dentro de ti y a tu alrededor sin sentirte abrumado. En este estado, puedes actuar sin reaccionar de forma exagerada y tomar decisiones que estén en consonancia con tus valores fundamentales. Todo el mundo puede aprovechar su capacidad de atención consciente. Como cualquier otra habilidad, es más fácil cuando se practica a diario. La mayoría de la gente tiene el hábito de dejar que su mente divague, por lo que requiere un esfuerzo volver a ser consciente de lo que está experimentando en el momento y sintonizar con sus emociones y pensamientos.

Recuerda…

La atención consciente es la práctica de centrar intencionadamente la atención en el momento presente y aceptarlo sin juzgarlo. La atención plena está siendo examinada científicamente y se ha descubierto que es un elemento clave en la reducción del estrés y la felicidad en general.

¿Cuáles son los beneficios?

El cultivo de la atención consciente tiene sus raíces en el budismo, pero la mayoría de las religiones incluyen algún tipo de oración o técnica de meditación que ayuda a desviar los pensamientos de las preocupaciones habituales hacia la apreciación del momento y una perspectiva más amplia de la vida.

No hace mucho se logró introducir la práctica de la meditación de atención consciente en la medicina convencional. Y se demostró que, la práctica de la atención consciente puede producir mejoras en los síntomas físicos y psicológicos, así como cambios positivos en la salud, las actitudes y los comportamientos.

«Si alguien quiere practicar la meditación a diario, no debería pensar en hacerlo, sino sentarse a ejecutarlo, y luego pensar en lo que hizo, qué le fue bien, y que necesitaría para poder seguir practicando».

José, L. Meléndez CEO y Co – Fundador de ChVmpion Mind

Mejora el bienestar:

Aumentar la capacidad de atención consciente favorece muchas actitudes que contribuyen a una vida satisfactoria. Estar atento facilita saborear los placeres de la vida en el momento en que ocurren. Ayuda a participar plenamente en las actividades y crea una mayor capacidad para hacer frente a los acontecimientos adversos. Al centrarse en el aquí y el ahora, muchas personas que practican la atención consciente descubren que son menos propensas a dejarse atrapar por preocupaciones sobre el futuro o remordimientos por el pasado. Es decir, están menos preocupadas por el éxito y la autoestima, y son más capaces de establecer vínculos profundos con los demás.

La atención consciente positiva mejora la salud física:

Por si un mayor bienestar no fuera suficiente incentivo, los científicos han descubierto que las técnicas de atención consciente ayudan a mejorar la salud física de varias maneras. Lo cual, es un gran beneficio cuando hablamos de mejorar nuestro rendimiento. La atención consciente puede: ayudar a aliviar el estrés, tratar enfermedades cardiacas, bajar la presión arterial, reducir el dolor crónico, mejorar el sueño y aliviar las dificultades gastrointestinales.

La atención consciente mejora la salud mental:

La salud mental debe ser una de las prioridades en la vida de cualquier persona. Si alguna situación externa nos afecta; la misma menguara nuestra situación emocional. Y, por lo tanto, nuestra productividad. En los últimos años, los psicoterapeutas han recurrido a la meditación de atención consciente como elemento importante en el tratamiento de una serie de problemas. Entre ellos: la depresión, el abuso de sustancias, los trastornos alimentarios, los conflictos de pareja, los trastornos de ansiedad y el trastorno obsesivo-compulsivo.

¿Cómo funciona?

Algunos expertos creen que la atención consciente funciona, en parte, ayudando a las personas a aceptar sus experiencias -incluidas las emociones dolorosas- en lugar de reaccionar ante ellas con aversión y evitación. Cada vez es más frecuente combinar la meditación de atención consciente con la psicoterapia. Especialmente con la terapia cognitivo-conductual. Esta evolución tiene sentido, ya que tanto la meditación como la terapia cognitivo-conductual comparten el objetivo común de ayudar a las personas a adquirir perspectiva sobre los pensamientos irracionales, desadaptativos y autodestructivos.

En conclusión…

La atención consciente tiene grandes beneficios para todos los aspectos de nuestras vidas y eso incluye lo laboral. Nada resultaría más productivo para las empresas que ayudar a sus empleados a desarrollar un entorno tan enfocado que cada trabajador esté concentrado en sus tareas sin perder el rumbo ni la concentración.

 

¿Te ha gustado este post? Compártelo :
Posts Relacionados